Una tarea de tradicional importancia para los contadores ha sido la adecuada preparación de los diferentes documentos, informes y estudios que les sirven luego como base para confeccionar las Declaraciones Anuales de Impuesto a la Renta, requeridas por las normas legales, y cuyo cumplimiento se debe hacer siguiendo los procedimientos, instrucciones y formularios establecidos por el Servicio de Impuestos Internos. Se trata de un proceso complejo, que corresponde a las distintas realidades de las empresas y personas naturales que deben cumplir con su tributación anual.