El uso de elementos de protección personal (EPP) es vital para la seguridad en el lugar de trabajo. Constituyen la última barrera entre el trabajador y el riesgo, pero no eliminan este último.

Los EPP están ideados para proteger las partes del cuerpo que podrían ser afectadas o dañadas por los riesgos asociados a la actividad. Es común que los trabajadores caigan en un error al pensar “A mi no me ocurrirá”, “no lo necesito”, “me incomoda”. Sin embargo, usar correctamente los EPP es esencial para evitar los accidentes de trabajo.

Este curso analiza los requisitos normativos, técnicos y prácticos necesarios para la identificación de necesidades de EPP, su uso, el seguimiento y control, así como las obligaciones de trabajadores y empleadores.